Cómo transportar a mi gato

El mejor modo de transportar a un gato es en su transportin. Pero para ello debe estar acostumbrado a él y sentirse tranquilo en su interior. Para ello es conveniente tener el transportin en casa como parte habitual del mobiliario. Si al principio el gato “no se fia” podemos dejarlo abierto, sin la tapa, para poco a poco ir poniéndosela. Podemos poner dentro algo de comida y juguetes suyos, para hacerlo mas confortable. También puede ayudarnos el rociar ligeramente el transportín con feromonas sintéticas apaciguantes ( Feliway ® )descarga

 

Características del transportín: El gato debe poder ponerse de pie dentro y darse la vuelta; es el modo de comprobar que es adecuado a su tamaño. Son más adecuados los de plástico que los de tela, que pueda separarse la parte superior de la inferior y con puerta frontal.

 

Meter dentro al gato: lo ideal es que entre por sí solo, poniéndole alguna chucheria o premio dentro para motivarle. Otro modo es envolver al gato con una toalla con feromonas e introducirlo suavemente nosotros.

 

Llegada a un lugar nuevo: Es conveniente que el transportín se sitúe siempre en alto y evitando el contacto visual con otros animales.

En Centro Veterinario Husse disponemos de una sala de espera sólo para gatos, con zonas elevadas, feromonas y otros complementos para minimizar el estrés de vuestras mascotas. Además de una consulta destinada exclusivamente para ellos, para que su visita sea lo más agradable posible. Además estamos implementando mejoras para obtener la acreditación plata de “clinica amable con los gatos”, lo que asegura unas condiciones especiales en el manejo y cuidados de los felinos.

Si tenéis cualquier consulta no dudéis en consultarnos

Centro Veterinario Husse

976249505

Cuarte de Huerva. Zaragoza