La acupuntura es una técnica médica utilizada para el tratamiento ( curativo o paliativo) de enfermedades concretas, que consiste en la aplicación de agujas de diferentes metales en determinados puntos de la piel.

Esa aguja, que se clava a distintas profundidades según qué patología se quiera tratar, aumenta la liberación de sustancias a nivel local, con efecto analgésico, antiinflamatorio o vasodilatador, y también en la médula espinal y en el sistema nervioso central, a través del sistema límbico. Una de las sustancias que estimula es el gaba, un aminoácido que actúa como neurotransmisor inhibitorio, presente prácticamente en todo el cerebro.

Tiene aplicación sobre diferentes sistemas del organismo, pero en concreto, sobre el aparato locomotor se han demostrado que:

  • Puede aliviar el dolor y la inflamación
  • Corregir la atrofia muscular
  • Alivia las contracciones musculares
  • Mejora las funciones nerviosas
  • Fortalece tendones y ligamentos
  • Se ha observado también su utilidad frente diferentes enfermedades como: displasia de cadera, artritis y artrosis,
    miositis , tendinitis, hernias discales….

Las sesiones se realizan con diferentes cadencias. Solemos empezar a días alternos para ir progresivamente espaciándolas. En algunos casos hasta retirar completamente el tratamiento, en otros se mantiene la periodicidad que necesite el animal ( una vez al mes, cada dos meses, solo en épocas de cambio de estación……). Las sesiones duran entre 30-45 minutos. Los dueños están presentes en todo momento con el animal.

Combinamos la terapia de acupuntura únicamente con agujas con la electroacupuntura, un aparato que emite corriente eléctrica, para potencias sus efectos. Con frecuencias bajas provoca una analgesia de aparición tardía, de efecto prolongado en el tiempo, que está mediado por la liberación de endorfinas; con frecuencias altas conseguimos una analgesia rápida, pero poco duradera. los estímulos dolorosos tienen que “subir” por la médula espinal hasta el cerebro para que allí puedan ser percibidos y etiquetados como dolor. Cuando aplicamos nuestra corriente eléctrica a través de las agujas lo que estamos haciendo es “bombardear” con un exceso de información la médula espinal, y como respuesta, ésta activa unas neuronas especiales que bloquean el ascenso de todas las sensaciones. Es similar a lo que ocurre cuando tenemos un dolor crónico y de repente nos damos un golpe, el dolor crónico ” desaparece” temporalmente.  Normalmente en una sesión se combinan ambas frecuencias para tratar el dolor y que a la vez esa analgesia sea duradera en el tiempo.

 

Si tienes cualquier pregunta no dudes en consultarnos.

Centro Veterinario Husse
976 249 505
Cuarte de Huerva. Zaragoza