Llega la Navidad. Precauciones con nuestros animales de compañía-zaragoza

En estas fechas pueden surgir algunos riesgos para nuestros compañeros. Aquí os explicamos algunas.

 

  • Flor de pascua ” poinsettia”

maceta-flor-de-pascua-354x365Muy habitual en esta época decorando nuestras casas. Sus hojas suelen caerse con el paso de los días y por efecto de la calefacción. SI es ingerida puede provocar irritación en esófago, estómago e intestino. Si su savia toca la córnea puede provocar ceguera temporal, conjuntivitis y queratitis.

Los signos clínicos que se observan son vómitos, anorexia, diarreas. Puede ser tóxica para el hígado y el riñón. Las hojas secas son menos peligrosas. Con tratamiento médico la evolución suele ser favorable

 

 

  • Muérdago y acebo

Los frutos del muérdago pueden resultar tóxicos, aunque es necesario ingerir una gran cantidad de ellos. Los signos clínicos comprenden vómitos, diarreas y dilatación pupilar.

muerdago 

 acebo2

El acebo es muy tóxico, una dosis mínima puede ser suficiente para provocar síntomas gastrointestinales severos. Los síntomas son similares: vómitos, diarreas, malestar y si llega a ser grave pueden tener como consecuencia la deshidratación y el shock.

 

  • Espumillón

Un básico en la decoración navideña, que suele llamar la atención de nuestros peludos. Si lo ingieren puede provocar graves problemas intestinales por obstrucción.

Cat with Santa Claus hat and tinsel isolated on white background. Blue eyes

 

  • Uvasuva

Es un gran descnocido, ya que no afecta a todos los animales por igual. En algunos con tan sólo ingerir  32g/kilo de peso puede provocar  signos graves. Si vuestro animal presenta vómitos y/o diarreas de 6 a 12 horas después de la ingesta debéis llevarlo a vuestro veterinario, ya que horas después pueden evolucionar a una insuficiencia renal que puede llegar a provocar la muerte del animal.

 

 

  • Empachos

Cuidado con los excesos y las sobras que les damos a nuestra mascota estos días, pueden sufrir las consecuencias los días posteriores. Además estando toda la familia no somos conscientes de todo lo que les acaba “cayendo” de un lado y de otro y ellos se ponen las botas, sin saber que puede acarrearles malas digestiones, malestar o incluso intoxicaciones.

 

  • Electrocuciones

Sobre todo si son cachorros tendremos que estar con mil ojos, y lo primero que haremos si presenciamos este accidente será quitar el suministro de luz y nunca tocar a nuestra mascota mientras esté conectado. Deberemos acudir al veterinario cuanto antes, ya que las lesiones pueden ser desde quemaduras en cualquier parte del cuerpo debido a la conducción eléctrica hasta edemas pulmonares.

Si tenéis cualquier consulta no dudéis en consultarnos

Centro Veterinario Husse

976249505

Cuarte de Huerva. Zaragoza