TPLO en roturas de ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior es un elemento estabilizador de la rodilla, que influye tanto en la rotación interna como en la externa de la rodilla. Por tanto una hiperextensión o una rotación excesiva de la rodilla puede provocar su rotura.

Existen principalmente dos tipos de pacientes que pueden sufrir una rotura ( aunque cualquier animal es susceptible)

  • animales pequeños, de 5 ó más años de edad, con ligero sobrepeso
  • animales grandes ( labrador, rottweiler, mastín, american, boxer…) jóvenes o adultos.

La tibia permanece en su lugar gracias a la estabilidad que le aporta el ligamento, cuando este se rompe, se produce un desplazamiento de la misma hacia craneal respecto al fémur.  Esta inestabilidad afecta a la rodilla, provocando inflamación de la cápsula articular, degeneración del cartílago, alteración de los meniscos y producción de osteofitos.

El animal manifiesta cojera en frío en diferentes grados, llegando incluso a no apoyar la extremidad,  pudiendo desaparecer o no al caminar.

Se puede prescribir tratamiento médico para paliar los signos de dolor y de artrosis, pero es necesario un tratamiento quirúrgico, para devolver a la articulación una funcionalidad próxima a la normalidad.

Existen diferentes técnicas quirúrgicas, pero para razas grandes no se recomienda la reconstrucción del ligamento, sino técnicas que cambian la dinámica de la rodilla, anulando la función del ligamento y produciendo un cambio en la distribución de las fuerzas de apoyo.

La TPLO es una de estas técnicas que, mediante la nivelación de la meseta tibial, neutraliza los efectos debilitantes del empuje de la tibia. Es decir, el fémur descansa sobre la meseta tibial ( inclinada de forma fisiológica) y los ligamentos y los meniscos evitan su desplazamiento, mediante esta técnica quirúrgica se elimina el plano inclinado, neutralizando la fuerza.

 

En estas radiografías presentamos el caso de una golden con rotura de ligamento cruzado. Se observa el desplazamiento craneal de la tibia y su posterior resolución quirúrgica.

 

En el siguiente vídeo se puede ver la evolución del animal a las 24 horas y a los 10 días de la operación.

 

 

Si tienes cualquier pregunta no dudes en consultarnos.

Centro Veterinario Husse
976 249 505
Cuarte de Huerva. Zaragoza