TRANSPLANTE DE CÓRNEA

5 MESES

En este artículo presentamos el caso de Mika, una perrita que acudió a nuestro servicio de oftalmología con una perforación ocular que afectaba a una gran parte de su córnea;  se había producido por una úlcera que se había complicado. El riesgo de que perdiera el globo ocular era muy alto y sus propietarios  querían hacer todo lo posible por intentar salvar el globo ocular. Nuestra recomendación fue intentar un trasplante con córnea congelada de donante. El pronóstico era reservado dada la gravedad del caso, pero la evolución ha sido muy favorable. A pesar de la cicatriz, que es debida a la profundidad de la lesión que tenía, el ojo es visual y Mika a día de hoy, 8 meses después, hace vida completamente normal.

 

 

 

 

Si tienes cualquier pregunta no dudes en consultarnos.

Centro Veterinario Husse
976 249 505
Cuarte de Huerva. Zaragoza